Google+ Prepara tu helado casero en tan sólo 35 minutos | Ibizafoodie.
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Ibizafoodie. | September 24, 2017

Scroll to top

Top

Prepara tu helado casero en tan sólo 35 minutos

Prepara tu helado casero en tan sólo 35 minutos

Aquí os traemos la solución perfecta para combatir el intenso calor de agosto que aprieta con fuerza estos días. Proponemos una alternativa divertida y sencilla para todos: deliciosos helados caseros, ideales para defenderse de las altas temperaturas, para pasar un rato entretenido o para saciar el apetito de los más golosos este verano. Ahora os contamos cómo…

Utensilios

Lo mejor de preparar helados caseros es que no hace falta tener técnicas o habilidades especiales en la cocina, así que… ¡respirad! Además, casi seguro ya contéis con todos los utensilios necesarios en vuestra cocina de casa: varillas, un colador, cuencos, una olla y un recipiente adecuado para el congelador.

Ingredientes para 8 pax

Leche entera 1L

Yemas de huevo 6UDS

Clara de huevo (opcional) 2UDS

Canela en rama 1UD

Limón 1UD

Harina de maíz refinada (Maizena) 30GR

Azúcar 275GR

Mantequilla 30GR

Proceso

Tiempo total 8 h 35 m

Elaboración 5 m

Cocción 30 m

Reposo 8 h

Practicaremos esta sencilla receta de helado mantecado, que es la básica y a partir de la cual surgen otros helados de diferentes sabores.

  • Lo primero es aromatizar la leche, vertiéndola en una olla y añadiéndole la rama de canela junto con la piel del medio limón.

Calentamos estos ingredientes y los retiramos del fuego cuidadosamente justo antes de que empiece a hervir, tapamos y reservamos así durante 15 minutos.

  • Mientras tanto, en un cuenco amplio, batimos la mantequilla con las yemas de huevo, el azúcar y la harina de maíz refinada.

Una vez vencido el tiempo de reposo necesario para la leche, le quitamos la rama de canela y la corteza de limón que habíamos incluido.

  • Añadimos la mezcla del cuenco y removemos con unas varillas hasta obtener una mezcla sin grumos.
  • Luego calentamos la mezcla a fuego lento sin dejar de remover. Cuando haya espesado y la crema cubra el dorso de la cuchara, retiramos del fuego. Aquí hay que tener especial cuidado porque si la crema llegase a hervir, se cortarían las yemas.
  • Después, colamos la crema dentro de ese recipiente que hayamos elegido para meter en el congelador y la dejamos enfriar sobre otro recipiente lleno de agua con hielo.

Una vez fría la mezcla, introducimos el recipiente en el congelador.

  • Para terminar, batiremos la crema sacando el recipiente del congelador cada dos horas. Yo os aconsejo añadir en la última repetición dos claras montadas a punto de nieve para que el helado resulte más cremoso.
  • Y si sois un poco más expertos, seguramente estéis pensando en remover la crema del helado de forma automática con una heladera eléctrica, para hacer desaparecer de esta manera los cristales de hielo que se forman durante la congelación.

A gusto de cada uno estará la decoración, pero en mi opinión un helado sin un barquillo bien sea en cucurucho o en galleta, ¡no es un helado!, y si recubres las paredes de la copa con sirope de frutas y/o chocolate, aportarás un sabor extra a tu creación.

Lo último que tienes que tener en cuenta a la hora de elaborar este helado casero es que es bastante calórico, pero … ¿para qué está el verano si no es para disfrutar? DISFRUTEN DE ESTA REFRESCANTE RECETA VERANIEGA

Share the food!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments

comments