Google+ Roscón de Reyes tradicional de Can Coves en Ibiza | IbizaFoodie
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

IbizaFoodie | October 15, 2018

Scroll to top

Top

Roscón de Reyes tradicional de Can Coves en Ibiza

Roscón de Reyes tradicional de Can Coves en Ibiza

Desayunar la mañana del 6 de enero con el Roscón de Reyes es una de las tradiciones más arraigadas con las que nos despedimos de las navidades.

Con crema, fruta escarchada, relleno de nata, chocolate, etc. las variantes del Roscón de Reyes son cada vez más. En esta ocasión os dejamos la receta y la video receta del Forn Can Coves para hacer un Roscón de Reyes tradicional. ¡Esperemos que os guste! 

Roscón de Reyes Forn de Can Coves

Ingredientes

Harina de fuerza 510 g
Leche 70 g
Huevos 153 g
Azúcar 100 g
Mantequilla 110 g
Concentrado de limón (o ralladura de un limón) 5 g
Vainilla 3 g
Agua de Azahar 10 g
Sal fina 10 g
Levadura 25 g

Elaboración

Amasamos todos los ingredientes exceptuando los huevos, que iremos añadiendo poco a poco
durante todo el amasado. La levadura, la añadiremos desmenuzándola también al final, cuando
falten pocos minutos para finalizar el amasado.

Roscón de Reyes Forn de Can Coves

Si amasamos a mano, podemos disolver la levadura en la leche y esperar 5-10 minutos para que
se active (sabremos que se ha activado al ver pequeñas burbujitas y/o espuma en la superficie).
Es importante que dejemos la mantequilla a temperatura ambiente durante unos 10 minutos, antes
de integrarla a la masa. A mano, se puede añadir también a mitad del amasado.

Estos tipos de masas enriquecidas, necesitan de un amasado largo para formar el gluten que
posteriormente soportará la fermentación. Por este motivo, el hecho de añadir los huevos poco a
poco nos ayudará a que la masa gane resistencia en menos tiempo.

Sabremos que los ingredientes se han amasado correctamente al ver que la masa se ha vuelto
más lisa y brillante. Si amasamos con amasadora, la masa también se despega de la cubeta,
señalándonos que ya está lista. Sin embargo, si amasamos a mano podemos hacer la prueba de
la membrana.

Esta prueba consiste en tomar una porción de masa pequeña, que estiraremos poco a poco con
los dedos. La masa debe estirarse sin romperse hasta formar una membrana que empiece a
transparentar. Cuando se rompa, debe aparecer un agujero definido y no un desgarro. Así,
sabremos que la masa está lista.

Una vez amasada la masa, dividimos en dos piezas de 500 gr cada una y boleamos. Dejamos
repasar la masa tapada durante 10 minutos.

Cuando ya ha reposado la masa, procedemos al formado. Para ello colocamos dos dedos en el
centro de la bola y hundimos. Damos pequeños tirones desde el centro del agujero hacia fuera
con las dos manos. Cuando ya nos quepan ambas manos en el agujero del roscón, lo cogemos y
le damos forma hasta que logremos un agujero de unos 20 centímetros.

Colocamos el roscón sobre papel de hornear y lo pintamos con huevo batido. Una vez realizado el
pintado, podemos decorarlo antes o después de la fermentación. Para ello, troceamos fruta
escarchada y lo decoramos. Podemos añadir también granillo de almendra o almendra fileteada.
Por último, añadimos azúcar por encima.

Una vez tenemos listo el roscón, lo dejamos fermentando hasta que doble su volumen. Es muy
importante que lo tapemos con plástico o con un paño y lo dejemos en un lugar sin corrientes de
aire. De lo contrario, se formaría piel en la capa superior del roscón impidiendo que éste crezca
durante la fermentación.

Cuando ya ha fermentado el roscón, por fin podemos hornearlo. Para ello, introducimos el roscón
a 210º durante 2 minutos y bajamos a 180º 15 minutos más. Si vemos que enseguida se cuece
demasiado por arriba, podemos taparlo con papel de aluminio.

Pasado este tiempo, sacamos el roscón del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. De mientras,
preparamos la nata. Para ello, añadimos 500 ml de nata en un cuenco y batimos con las varillas a
baja velocidad. A medida que la nata va espesando, subimos la velocidad al máximo. Cuando casi
esté lista, añadimos 3 o 4 cucharadas colmadas de azúcar glass y batimos unos minutos más.

Nota: Es importante que utilicemos la nata muy fría para que espese fácilmente. Por otra parte, la
nata debe tener un mínimo de 35% de materia grasa.
Cuando tengamos la nata montada, la guardamos en la nevera hasta que el roscón haya enfriado
por completo.

A la hora de rellenarlo, es necesario que utilicemos una manga pastelera con una boquilla en
forma de estrella. Cortamos el roscón por la mitad y vamos añadiendo líneas de nata de derecha a
izquierda (es decir, desde el centro hacia fuera) hasta rellenarlo por completo.

¡Lo tapamos y listo! Ya tenemos nuestro roscón perfectamente preparado para degustarlo el día
de reyes.

Share the food!
  • 12
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  

Comments

comments