Google+ La oveja y la cabra ibicenca son las razas más amenazadas de España | IbizaFoodie
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

IbizaFoodie | November 25, 2020

Scroll to top

Top

La oveja y la cabra ibicenca son las razas más amenazadas de España | IbizaFoodie

La oveja y la cabra ibicenca son las razas más amenazadas de España

Hace unos días se reunieron la Comisión de seguimiento de las razas autóctonas ibicencas. Esta reunión que se realiza con carácter anual sirve para estudiar las pautas que organizan genealógicamente la población; se estudia la consanguinidad para evitar el deterioro biológico de cada una de las razas; se investiga la capacidad productiva de cada familia de esos animales; y se deciden los mejores apareamientos que ayuden a mejorarlas.

Los datos que se manejan desde FEPIRA son que, año tras año, el censo de animales se está incrementando, entorno a un 5%. La situación de cada una es la siguiente:

Resultado de imagen de raza autoctona ibiza

Oveja.- 215 cabezas

Cabra.- 200 cabezas

Conejo.- 80 animales

Gallina.- 79 animales anillados

Porc negre.- 60 cabezas (46 en Ibiza y 14 en Formentera)

“La coyuntura del ganado ovino y caprino es muy complicada. Son las razas más amenazadas de España, quedan muy pocos ejemplares. La cifra en pequeños rumiantes para considerar que una raza autóctona está fuera de peligro son 9.000 ejemplares”,  ha declarado Juan Vicente Delgado. Ha destacado especialmente, el trabajo que se está realizando con el porc negre ya que “estando casi extinguido, ocurrió como con Lázaro, resucitó, se levantó y anduvo”

“La mejor manera de conserva una raza, es comérsela”

El catedrático cree que “es fundamental cuidar el patrimonio animal como se protege el patrimonio artístico o histórico. Las Razas autóctonas son el logro del trabajo de campesinos ibicencos a lo largo de los siglos y que puede acabar por perderse. Para el genetista, “la mejor forma de conservar una raza es comérsela. Estos animales se producen para el consumo humano, si nadie los consume, desaparecerán”.

Tanto el genetista, como el presidente de FEPIRA, se han mostrado optimistas porque además del aumento paulatino de los censos, se está produciendo una diversificación de productores. “Hasta hace muy poco, el que uno de los ganaderos dejará de trabajar con una raza, era un presagio de que ésta pudiera desaparecer. Afortunadamente se están sumando productores jóvenes, muy implicados, gente que se prepara y estudia. Esta es la única manera de conseguir razas más estables y más productivas”.