Google+ Sopa Miso para superar la ola de frío | IbizaFoodie
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

IbizaFoodie | September 17, 2020

Scroll to top

Top

Sopa Miso para superar la ola de frío | IbizaFoodie

Sopa Miso para superar la ola de frío

Después de esta repentina ola de frío que ha caido en Ibiza esta semana, Ibiza Foodie se pone en modo invierno y dedica este post a una sopa tradicional de la cocina japonesa: Sopa misoshiro o más conocida como sopa de miso.

Aquí los ingredientes esenciales para poder preparar la sopa. La mayoría de los ingredientes los encontrarás exclusivamente en tiendas especializadas.

  • 800 ml de caldo dashi
  • 10 gr de alga wakame disecada
  • 60 ml (unas 4 cucharadas soperas) de pasta de miso blanco
  • 150 gr de tofu blando (preferiblemente fresco)
  • 1-2 cebollas tiernas

*Para elaborar el dashi necesitarás:

  • 1 l. agua
  • 20 g. alga kombu disecada
  • 20 g. copos de bonito seco (katsuobushi)
  • 1 cacerola
  • 1 colador
  • 1 paño de muselina

Primero preparamos la base de la sopa: el caldo dashi (ichibandashi)

Poner en remojo entre 2 y 4 horas las tiras de alga kombu en el litro de agua. Pasado el tiempo ponemos es agua a calentar. En el momento que el agua este a punto de hervir retiramos el alga y apagamos el fuego.

Añadimos los copos de bonito para que infusione con el agua durante 15 minutos aprox.

Finalmente ponemos un paño de muselina en el colador y colamos el caldo en un cuenco. Podemos exprimir el paño para que suelte el agua sobrante, siempre con mucha delicadeza.

Vamos a por la sopa de miso ahora que el caldo está listo.

Deja el caldo a fuego lenta para que no se enfrié, separa parte del caldo para ablandar la pasta de miso. Añade al caldo en el alga wakame, deja cocer unos minutos y añade la pasta con el caldo que habías separado. ¡Corta el tofu en dados pequeños, añádelos y listo!

Finalmente en cada cuenco adereza con rodajas de cebolla tierna por encima de la sopa.

Ya sabes hacer la auténtica sopa de miso, puedes añadirle langostinos, huevo duro, maíz, brócoli cocido, pescado o pollo, setas o lo que más te plazca para darle tu toque a la sopa.